Es el primero de la lista… ¿Para el 2019?… No son pocos los que murmuran que es el elegido para dar batalla dentro de dos años y de esa forma la UCR quedarse con el municipio. Falta mucho, pero no deje de anotarlo.

Por ahora, es precandidato a concejal del Frente Cambia Mendoza. También primero en la lista.

Francisco Mondotte dice que es el único de la familia que participa en política y reconoce con orgullo que Ernesto Sanz es el arquitecto de la estructura que ya comenzó a edificarse.

“Trabajo para construir una alternativa política para San Rafael”, fueron las palabras del joven radical que es licenciado en relaciones internacionales, y que entre otras cosas expresa que es el defensor número uno de la escuela pública.

“Creo en la educación pública, porque yo hice todos mis estudios en el sistema público y mis hijos van a estudiar allí también. De lo contrario no estaría siendo honesto con lo que defiendo”, lanzó con convicción, pero también con picardía al hígado de decenas de políticos que mandan a sus hijos a Maristas o al Colegio del Carmen.

Se las trae Mondotte, calmo, claro, pero también combativo. Sin dudas que no pasará desapercibido en la Casa de las Ordenanzas.

Aseguró que cuando llegue al Concejo Deliberante siempre tendrá temas para discutir y presentar. Afirma que no admite ese lugar como un espacio donde solamente sea un trámite concurrir a las sesiones. “De entrada, tengo más de diez proyectos listos para el primer día”, subraya, al tiempo que remarca con vigor que los ediles justicialistas están dibujados. “Son concejales que para lo único que sirven es para bloquear cualquier iniciativa que tenga que ver con el control del Ejecutivo, haciendo abuso del voto doble del presidente del HCD. Considero que con esa actitud no lo ayudan a Emir, porque se pasan de chupamedias”, arrojó.

Entre algunos de los proyectos que pondrá sobre la mesa de las discusiones apenas jure están: la aplicación para teléfonos celulares de un sistema de denuncia, queja o inquietud del vecino relacionado con un bache, una rama seca, un foco quemado del alumbrado público o la falta de limpieza del barrio; la remodelación estética de la Balloffet, relacionada con luminaria, veredas y cartelería; el aporte fijo del vecino, por medio de las tasas municipales, a clubes y entidades sociales y culturales, con un sistema de adhesiones; y también la creación de una estructura de reciclaje de envases de plástico, con contenedores en los barrios, camiones recolectores y planta compactadora.

“Tengo mucho para presentar y trabajar, siempre pensando en darle a San Rafael soluciones ambientales, sociales y también económicas”, puntualizó.

Algo que diferencia a Mondotte es que no pone excusas, ni habla todo el tiempo del pasado. “Está claro que es importante el tema corrupción, pero cuando yo camino la calle no es lo que le gente me dice primero. Al ciudadano hoy le importan otras cosas y sobre eso hay que trabajar”.

Se le nota, y mucho, que su principal aspiración no tiene que ver con la comodidad de la queja constante que otorga una banca. Es evidente que tiene ganas de “ejecutar”. ¿2019 quizás?…

Silvio Barroso