El español perdió el control de su Ducati cuando entraba en una curva a 150 kilómetros por hora y quedó en duda para la carrera.

Comenzó con mal pie para Jorge Lorenzo el fin de semana del Gran Premio de Tailandia. El piloto español sufrió una feo accidente en los entrenamientos libres en la que incluso su Ducati terminó prácticamente partida en dos. El piloto tuvo que ser evacuado en ambulancia y hubo bandera roja durante varios minutos hasta que la pista quedó limpia.

Lo peor para el balear fue haberse golpeado varias veces su pie maltrecho en una caída que se produjo a casi 150 kilómetros por hora en la curva del circuito Chang International, en Buriram. “Si ya era difícil correr como estaba esta mañana, la situación empeoró bastante, pero no me quiero apurar. Veremos cómo paso la noche y cómo me encuentro al levantarme por la mañana”.

Cabe recordar que Lorenzo ya había volado por el aire en el último Gran Premio disputado un par de semanas atrás en Alcañiz. Según el piloto de Ducati, la excesiva apertura de Márquez en la primera curva de la carrera provocó su caída. «Me voy con el pie reventado, un dedo con luxación, rotura del metacarpiano y veremos si puedo correr en Tailandia», decía Lorenzo después del incidente. Y le agregaba una dosis de picante a la relación con su futuro compañero de equipo: «Espero que venga a pedirme disculpas y a saber cómo estoy, y sobre todo que no me lo haga más, porque si no tendré que pilotar de una manera que no me gusta». Horas más tarde, hicieron las paces.

“Dentro de la espectacularidad y brutalidad de la caída, tuve mucha suerte de no tener nuevas fracturas y que las fracturas anteriores no hayan empeorado. Pero sí que es cierto que en la muñeca izquierda tengo una contusión muy fuerte y me cuesta doblarla y en el tobillo derecho tengo también otra contusión”, comentó Lorenzo horas después del golpe, en declaraciones publicadas por Mundo Deportivo.

“¿Qué pasó? Se me fue de atrás de forma muy violenta y muy extraña. Me parece algo muy extraño. Los ingenieros miraron toda la información de la telemetría y vieron que se trató de un fallo técnico de la moto. No puedo dar más detalles. No fue mi culpa, ni por apurar más, ni por frenar más con el freno trasero ni nada por el estilo”, agregó.

También Marc Márquez opinó que esta caída de Lorenzo «fue extraña, porque con estas motos y con estos neumáticos es difícil caer así». «Debe haber habido algo raro, porque es difícil de entender. Intenté analizar la caída y tampoco se entiende desde fuera, pero esperemos que pueda estar bien físicamente y mañana en pista», indicó el español.

Fuente: www.clarin.com