Alrededor de la 1:00 de la madrugada de hoy un repartidor de una heladería sufrió un violento asalto en calle Emilio Civit al 300 de nuestra ciudad.

El delivery, un hombre de 37 años, se desplazaba en su moto a llevar un pedido cuando fue interceptado por dos “motochorros”.

Los delincuentes le cortaron el paso y a punta de pistola le exigieron que entregara la billetera donde tenía dinero en efectivo y documentación personal.

La causa quedó en manos de la Comisaría Octava y se instruye como robo agravado por el uso de arma de fuego.

Por ahora, no hay detenidos.