Reapareció Hugo Moyano, reinauguró un sanatorio, anunció la incorporación de 1.700 puestos de trabajo de la salud y lanzó un plan de viviendas. Bien podría ser la agenda de un alto funcionario público, pero no. Los beneficios irán directamente al Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca). 

“Ya tenemos planificado y dinero bastante cuidado para comenzar a hacer viviendas para los trabajadores. Está decidido y lo vamos a hacer porque el trabajador se merece eso y todo lo que es necesario para vivir con la dignidad que le corresponde”, enfatizó el cacique cegetista, durante un acto en el Sanatorio Antártida, en pleno corazón de Caballito.

Con la presencia de ministros nacionales y porteños, Moyano aprovechó la ocasión para enviar un mensaje al oficialismo. “Hicimos el esfuerzo necesario para seguir sintiéndonos orgullosos de haber nacido en la Argentina. Porque son siempre los trabajadores los que realizan el mayor esfuerzo, el mayor sacrificio. Un país para ser digno tiene que tener trabajadores dignos“, enfatizó.

En ese marco, buscó diferenciar a las autoridades de Sichoca de los recientes casos de corrupción, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito en ámbitos gremiales. “No todos los sindicalistas son malos, hay buenos, malos y regulares”, aclaró. En ese sentido, reivindicó la tarea de su sindicato:“También tenemos hoteles de primer nivel, hacemos todo esto para que los trabajadores se sientan cómodos y se sientan dignos porque es el laburante el que genera la riqueza”, enfatizó.

Moyano invitó a la inauguración del Antártida a Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, aunque lo negó públicamente en el acto. “No invité a nadie, no quiero quedar bien con nadie”, esgrimió, a pesar que en el sindicato admitieron las participaciones tanto para hoy, como para el 15 de diciembre, cancelada por los incidentes frente al Congreso el día de la aprobación de la reforma previsional. “Nos dijeron que el Presidente y la gobernadora tenían muchas cosas que hacer”, agregó. En las primeras filas se sentaron el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el titular de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), Sandro Taricco, y el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli

“Les traslado el saludo del presidente, hablé con él a la mañana y pidió seguir con esta conducta de salir de las discusiones en las que nos entrampamos”, justificó el ministro de Trabajo. Macri interrumpió este martes sus vacaciones en Villa La Angostura para visitar por octava vez la provincia de Mendoza, donde gobierna su aliado radical Alfredo Cornejo. 

Moyano tomó nota del faltazo, pero no exageró y decidió bajarle el tono a las tensiones con la Casa Rosada. “Estoy sorprendido por lo que vimos hoy. Los hombres del Gobierno están sorprendidos porque no ven esto en todas partes. Es algo maravilloso, extraordinario. Esto se hace con responsabilidad, con el esfuerzo del trabajador que todos los meses pone dinero para que hagamos esto”, expresó.

“Es una vertiente más que nace para crear puestos de trabajo. Me siento orgullo y en mi aniversario, de mi cumpleaños (74), es el mejor regalo que recibí en mi vida de los trabajadores”, afirmó.

Fuente: ámbito.com