Un grupo de mujeres en topless se manifestó el jueves en Sidney para pedir al gobierno australiano que otorgue asilo a Rahaf Mohammed Al Qunun, una joven saudí de 18 años que se encuentra en Bangkok tras huir de maltratos y de un matrimonio forzado.

«Pedimos al gobierno australiano que le otorgue un visado humanitario», afirmó el grupo «Secret Sisterhood», organizador de la manifestación, en su página Facebook.

«Con los pechos al aire hemos querido enviar un mensaje para decir que en Australia las mujeres pueden expresarse libremente y en total seguridad. Es un contraste flagrante con Arabia Saudita«, recalcó el grupo activista.

En medio del gran revuelo que ha causado el destino de Rahaf Mohammed Al Qunun en las redes sociales, con el hashtag #SaveRahaf, la joven «se ha convertido en un símbolo mundial de las mujeres que escapan de la opresión», agregaron.

«Australia empezó un proceso de evaluación de su caso», declaró por su parte la jefa de la diplomacia australiana, Marise Payne, en una rueda de prensa en Bangkok.

Payne también se mostró «muy preocupada» ante la posible extradición de un exjugador del equipo nacional de fútbol de Baréin, Hakeem Alaraibi, refugiado político en Australia pero detenido en Bangkok.

Rahaf Mohammed Al Qunun llegó a Bangkok el fin de semana pasado procedente de Kuwait, y afirmó que quería huir de los abusos psicológicos y físicos de su familia y pedir asilo en Australia. Afirmó asimismo a la ONG Human Rights Watch que quería renunciar al islam, lo que la pone «seriamente en peligro», según la organización.

Sobre el futuro de Rahaf si regresa a su país, Ali Adubisi, director de la Organización Europea-Saudí para los Derechos Humanos, aseguró que podría ser acusada de «difundir rumores contra la reputación del país» o «desobediencia a los padres», entre otros cargos.

 

Fuente: TNMundo