Una inercia de turbación acompaña a la Argentina . No hay calma. Los desengaños deportivos, la renuncia de Messi con arrepentimiento exprés, la sustitución de entrenadores con inédita celeridad, la clasificación al Mundial de Rusia in extremis., una nube de preocupación que la persigue con pegajosa fidelidad. No hay tiempos muertos para la selección, y en la antesala del primer corte de futbolistas que hará este mediodía Jorge Sampaoli , otra vez se activaron las alertas. Justo a un mes de la Copa, nada produce más urticaria que las lesiones. Ese fantasma que no deja en paz a Lucas Biglia .

El fin de semana agitado disparó un llamado de atención el sábado, cuando Gabriel Mercado no pudo completar el clásico andaluz por una lumbociática, un intenso dolor en la espalda. Fue un susto. Molesto, claro, pero susto al fin. A finales de esta semana el defensor de Sevilla ya estará en Buenos Aires y el próximo lunes 21 se sumará a los entrenamientos en el predio de Ezeiza. Más allá de que hoy le realizarán estudios complementarios, desde el entorno de Mercado le confiaron a LA NACION que su presencia en el Mundial no corre ningún peligro.

El tsunami de novedades continuó ayer. Desde luego, la noticia más trascendente fue la infracción de ‘Papu’ Gómez sobre Biglia, justo en la zona lumbar, justo el día que el ex volante de Argentinos e Independiente regresaba tras la fractura de la vértebras 1 y 2 que sufrió el 21 de abril, en el partido de Milan ante Benevento. Resulta increíble la secuencia desafortunada de Biglia: volvió en tiempo récord, en apenas 22 días cuando se habían proyectado hasta seis semanas de rehabilitación, y una acción fortuita con un compatriota (ver El descargo) nuevamente dejó en peligro su presencia en la Copa del Mundo. Los estudios que se realizará Biglia en las próximas horas resultarán decisivos. Y, por supuesto, impactarán en el trazo final de la nómina de 23 futbolistas que llevará Sampaoli al Mundial.

¿Por qué? Porque si desde Milán llegan noticias desalentadoras, tal vez el entrenador deba hacer una revisión: Matías Kranevitter no aparece en la nómina, pero directamente de la situación de Biglia dependería su inclusión. Alrededor de este mediodía se conocerá la lista de 35 futbolistas preseleccionados. No se esperan sorpresas, porque los apellidos de Armani y Centurión, aunque no participaron ni de un entrenamiento en el breve ciclo de Sampaoli, se afirmaron en los últimos días. Entonces, los elegidos serían los siguientes:

Arqueros: Sergio Romero, Wilfredo Caballero, Franco Armani y Nahuel Guzmán.

Defensores: Gabriel Mercado, Federico Fazio, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico, Marcos Rojo, Ramiro Funes Mori, Javier Mascherano, Germán Pezzella y Cristian Ansaldi.

Volantes: Manuel Lanzini, Lucas Biglia, Giovani Lo Celso, Ángel Di María, Eduardo Salvio, Guido Pizarro, Éver Banega, Marcos Acuña, Leandro Paredes, Enzo Pérez, Rodrigo Battaglia, Pablo Pérez y Maximiliano Meza.

Delanteros: Cristian Pavón, Lionel Messi, Paulo Dybala, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Ricardo Centurión, Diego Perotti, Mauro Icardi y Lautaro Martínez.

El entrenador tiene previsto realizar el corte definitivo el próximo jueves, para, al día siguiente, comenzar a entrenar con los adelantados, entre otros, Salvio, Tagliafico, Agüero y Otamendi. Siempre atentos a la evolución de Biglia y su dolor lumbar, Sampaoli tendría resueltos los últimos tres nombres de la lista: un arquero, Armani; un volante, Pizarro, y un extremo, Centurión.

Pero además del susto de Mercado y la todavía vigente preocupación por Biglia, el fin de semana que precedió a las trascendentes decisiones del entrenador, se atropellaron otras novedades. El domingo estuvo atravesado por distintas noticias que involucraron a protagonistas de la selección. Sin Lionel Messi (la nacion había anticipado que el crack rosarino no iba a jugar todos los partidos que quedaban hasta el final de la Liga española para preservarse), Barcelona cayó sorpresivamente ante Levante por 5-4 y se le escabulló la ocasión de igualar un récord que vive desde la década del 30: ganar invicto el torneo. Los únicos que lo consiguieron fueron Athletic Bilbao y Real Madrid, en 1931 y 1932.

En Italia, el empate sin goles en la visita de Juventus al estadio Olímpico, con Roma, le permitió a la Vecchia Signora ganar el scudetto a una fecha del cierre. El séptimo campeonato consecutivo. Con Higuaín -16 goles en la temporada- de punta y Paulo Dybala -22 gritos- por detrás, ambos completaron los 90 minutos. Ellos se sumaron a los otros seis campeones de ligas que participarán del Mundial: Di María y Lo Celso (PSG), Messi (Barcelona), Agüero y Otamendi (Manchester City) y Pavón (Boca).

En Inglaterra también hubo novedades: José Mourinho le abrió el arco de Manchester United a Sergio Romero. en la última fecha de la Premier League. Toda una definición. De todos modos, el arquero tuvo un buen desempeño en la victoria 1-0 sobre Watford. También fue titular Marcos Rojo -luego reemplazado-, y apenas se trató de su cuarto encuentro en 2018. En la victoria de West Ham 3-1 sobre Everton, Emanuel Lanzini, un indiscutido para Sampaoli, convirtió dos goles. En el rival, Ramiro Funes Mori por primera vez estuvo entre los titulares en la temporada; fue sustituido tras el entretiempo y apenas alcanzó a completar 119 minutos en la Premier tras volver después de un año de inactividad por una doble operación en la rodilla izquierda. Le faltó más tiempo al ex defensor de River para pelear un lugar con más argumentos, el Mundial se le vino encima.

Con Agüero todavía recuperándose de una artroscopia en la rodilla izquierda, las lesiones no han dejado de estorbar a la selección. Romero, Salvio, Rojo, Mercado, Lanzini, Icardi, Meza, Dybala, Enzo Pérez, Perotti, Icardi… Messi, también, todos, en 2018, tuvieron motivos para preocuparse. La Argentina no puede distraerse ni bajar la guardia.

 

 

Fuente: www.lanacion.com