El gremio que nuclea a los trabajadores del municipio instaló una carpa en la plaza San Martín frente al edificio comunal como señal de protesta por la cifra de aumento de sueldo ofrecida por el Ejecutivo.

A pesar de que se comenzó a transitar el tercer mes del año, todavía no hay acuerdo de incremento para el sector y la relación se tensa.

El titular del sindicato, Jorge Perafán, señaló que “nos ofrecieron 16 por ciento en dos veces más una suma fija por mes de 200 pesos, un número que a nosotros nos parece muy bajo”.

En realidad, la queja planteada por el dirigente gremial es en relación al monto fijo, dado que luego aclaro que “aceptamos ese 16 por ciento en dos veces, pero que la suma fija por mes sea de 1000 pesos y no de 200”.

El aumento sería de un 8 por ciento a partir de marzo y un 8 por ciento a partir de agosto. En referencia a esa cifra, Perafán expresó “nosotros pedimos 1000 pesos fijos porque un 8 por ciento no alcanza para nada, ya que ese porcentaje en un sueldo de 8 mil pesos como cobran muchos compañeros municipales significa apenas 600 pesos”.