El histórico portavoz del Papa, que había cumplido 80 años en noviembre, murió en Roma tras una larga enfermedad.

“Alguien, no sé quién, me avisó que me habían llamado del Vaticano para ir a almorzar con el Papa”, así recordaba Joaquín Navarro Valls, quien falleció hoy, el momento en el que de hecho se convirtió en el vocero de Juan Pablo II, cargo que mantuvo por 22 años.

El histórico portavoz del Papa, que había cumplido 80 años en noviembre, murió en Roma tras una larga enfermedad. Fue la “voz” de Wojtyla desde diciembre del 1984 hasta 2006.

Al recordar en una entrevista a la RAI el día de ese almuerzo con Wojtyla, Navarro Valls afirmaba que “el Papa era fascinante, pero conociéndolo de cerca mucho más. En esa ocasión me dijo que quería mejorar la manera en la que el Vaticano informaba al mundo, le pregunté cuánto tiempo tenía para responder, me respondió ‘tómelo con calma… hasta mañana por la mañana'”.

Médico cirujano y periodista
Navarro Valls tuvo una relación muy estrecha con el pontífice polaco, que cambió el curso de la historia, a raíz del impacto que la figura de Wojtyla como fenómeno mediático global en la opinión pública. Se había graduado en medicina y cirugía en su España natal (era originario de Castilla) y luego había sido periodista. En el 1984, mientras era corresponsal del diario madrileño ABC en Roma, fue llamado por el Papa polaco como vocero.

A partir de su nombramiento manejó con habilidad y equilibrio a la comunicación y las relaciones con los medios del Vaticano, modernizando -incluso revolucionando- ese rol.

Por más de dos décadas fue uno de los hombres más cercanos de Wojtyla. En realidad, no fue sólo el nexo entre la Santa Sede y la prensa sino uno de los más estrechos colaboradores -incluso un consejero- del Papa.

Pese al tiempo transcurrido, la prensa vaticana italiana y extranjera de Roma no ha olvidado sus lágrimas en el momento en el que leyó el último boletín médico de un Wojtyla que estaba agonizando y que falleció unas horas más tarde.

“Joaquin Navarro. 1936-2017. Sigue sonriendo”, es el texto del mensaje en Twitter escrito por el actual director de la sala de prensa vaticana, Greg Burke, al comentar el fallecimiento.

El tuit está acompañado por una foto del ex portavoz mientras sonríe junto a Juan Pablo II: una imagen de complicidad y alegría que se repetía a menudo mientras el Pontífice dialogaba con la prensa, sobre todo en los numerosos viajes realizados por Wojtyla.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar