Koko, una gorila criada en cautiverio que se hizo famosa en todo el mundo por su dominio del lenguaje de signos, murió en California, Estados Unidos, informó la Gorilla Foundation. “La capacidad de Koko por el lenguaje y su empatía abrió la mente y el corazón de millones de personas”, resaltaron.

La primate, a la que la fundación llamó “un ícono de la comunicación entre especies”, nació el 4 de julio de 1971 en el zoológico de San Francisco, tenía 46 años, y murió “cuando dormía” el miércoles 20 de junio, precisó la fundación en un comunicado.

En 1972, una investigadora y psicóloga para animales, Francine Patterson, comenzó a enseñar a Koko el lenguaje de signos, y luego la gorila continuó su aprendizaje en la Universidad de Stanford, donde fue creada la fundación, dedicada al estudio de gorilas en cautiverio.

Koko, que llegó a dominar unas mil palabras, fue protagonista de muchos reportajes que la llevaron a la fama. Desde la cobertura de National Geographic, en octubre de 1978, que mostró cuando la gorila se tomaba a sí misma una foto mientras se miraba en un espejo.

Koko ganó luego más notoriedad por su afección por un gatito al que ella misma bautizó “All Ball”, y su relación inspiró incluso un libro para niños que se convirtió en un clásico, “Koko’s kitten” (El gatito de Koko). Cuando murió el gato, atropellado por un coche, la primate mostró su dolor durante meses. La gorila amaba también la pintura y participó en conversaciones por internet con muchos fans.

Es la segunda noticia en estos últimos días que entristece a los amantes de los animales. El miércoles, el zoológico de Perth, en el sur de Australia, informó de la muerte de Puan, una orangután de Sumatra que con 62 años era la más vieja del mundo.

 

 

Fuente:TNMundo