Desde el Ministerio de Salud de nuestra provincia invitaron a la Iglesia en general y a las escuelas religiosas en particular a discutir sobre la efectividad de las vacunas del HPV (contra el papiloma humano).

Fue la propia ministra, Claudia Najul, que de visita en San Rafael hizo referencia a la polémica desatada, luego de que un grupo importante de padres de escuelas religiosas del sur se negaran a que sus hijos fueran vacunados contra dicho virus.

“El agua potable y las vacunas son los hitos más importantes en la historia de la humanidad que lograron y logran salvar vidas. En este caso en particular, todo el mundo tiene que saber que se trata de una vacuna contra el papiloma humano que causa cáncer de cuello uterino, que por cierto en el año se detectan 5 mil casos y casi la mitad muere. Es por eso la importancia de la vacuna, ya que es un cáncer de alta mortalidad”, explicó con fuerza la funcionaria.

En referencia a la postura de los padres de escuelas católicas manifestó que el Departamento de Inmunizaciones está dispuesto a concurrir las veces que haga falta a esas escuelas para explicar a directivos, docentes y padres la importancia de la vacunación, expresando que se trata de “una vacuna cuya efectividad está totalmente comprobada en el mundo”.

La ministra fue directa y dirigiéndose a la Iglesia Católica dijo que “nosotros trabajamos con medicina basada en evidencia, con más de 200 millones de dosis colocadas en el mundo, más de 3 millones en Argentina y cerca de 160 mil en Mendoza. Su efectividad está totalmente comprobada, y deben saber que no usamos vacunas en experimentación”.

En el final, con actitud conciliadora, remarcó que “desde el Ministerio de Salud estamos dispuestos a sacarle las dudas a todos, a la Iglesia, a los colegios religiosos y también a los padres. Si necesitan aclarar algo nosotros vamos y les explicamos científicamente la importancia de la vacuna”.

Silvio Barroso