Aseguró que la amenaza parte directamente de la Oficina Oval, en alusión a Trump.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró anoche que desde la Oficina Oval de la Casa Blanca se dio la orden de asesinarlo y responsabilizó al jefe del Parlamento de su país, el opositor Julio Borges, de cualquier “atentado” contra su vida.

“Han dado la orden de asesinar al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y la orden viene del Despacho Oval y Julio Borges está implicado en esta tropelía con su cinismo sin límites, con su inmoralidad sin límites”, denunció Maduro en trasmisión por el canal estatal VTV.

Sus seguidores se hicieron eco de la amenaza en las redes sociales. “Este tema del magnicidio es muy grave”.

No es la primera vez que Maduro dice una cosa así. Lo mismo hacía Chávez.

La tensión entre Estados Unidos y Venezuela creció esta semana luego de que el presidente Donald Trump fustigara duramente a Maduro durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU, donde dijo que el país sudamericano está “al borde del colapso” y carece de libertades democráticas.

Maduro respondió ese mismo día que las declaraciones de su homólogo estadounidense significaban una amenaza de muerte hacia su persona.

Durante una reunión que sostuvo con gobernadores chavistas y con aspirantes a estos cargos, Maduro responsabilizó a Borges “de cualquier hecho de violencia que acontezca contra la república y de cualquier acto de atentado que haya” contra su vida ordenado por “la presidencia de Donald Trump”.

“Sé lo que estoy diciendo”, sentenció.

El jefe de Estado calificó al presidente del Parlamento de “vendepatria” porque, según dijo, “sale todos los días a decir que Venezuela es una dictadura” para “prepararle las condiciones a una invasión gringa, a un golpe de Estado” o para su asesinato.

Asimismo, indicó que para él es un “orgullo” que Trump lo “ataque”.

En su intervención en la Asamblea General de la ONU, el presidente norteamericano afirmó que Venezuela está “al borde del colapso total”, y dijo que su país está listo para adoptar nuevas medidas si el presidente Maduro insiste en “imponer un régimen autoritario”.

Tras esto, el mandatario venezolano indicó que esas palabras significaban una amenaza de muerte hacia su persona y calificó A Trump como “el nuevo Hitler” de la política internacional.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar