Un pequeño de dos años de edad se encuentra en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del hospital público de nuestra ciudad luego de ser trasladado desde Malargüe a raíz de sufrir importantes quemaduras en su cuerpo.

Todo comenzó en horas del mediodía de ayer en un domicilio de calle Roca, del vecino departamento, cuando por un accidente doméstico el chico se quemó con agua hirviendo.

A raíz de la gravedad de las lesiones, el chiquito fue derivado al hospital Schestakow. En tal sentido, se informó oficialmente que presenta quemaduras de grado A y B en al 25 por ciento de su cuerpo.

La causa se instruye como lesiones en accidente.