“Fui su compañero de deportes durante muchos años. Era una persona desinteresada que amaba cuidar a otros. Era muy dedicado a su trabajo”.

Así es como uno de sus colegas y amigos describió al buzo Saman Kunan, exmiembro de las fuerzas de élite de la Marina de Tailandia de 38 años, que murió durante la operación de rescate de los 12 adolescentes y su entrenador de fútbol atrapados en un sistema de cuevas inundado en Tailandia.

Saman se presentó voluntario en las tareas de rescate y estaba transportando oxígeno entre dos puntos en la red subterránea, algo que tiene que hacerse en etapas ya que las distancias son muy grandes.

El buzo perdió el conocimiento cuando salía del complejo de cuevas de Tham Luang —un recorrido de cinco horas—, después de llevar las provisiones.

Un compañero lo sacó e intentó reanimarlo, sin éxito.

Fuerte y lleno de energía

Saeree Ruangsiri fue su compañero en la escuela de la Marina y ambos practicaron deportes de aventura.

Era “un hombre alegre que siempre hablaba en serio sobre su trabajo”, le dijo Saeree al servicio tailandés de la BBC. “Me enteré de la noticia dos horas antes de la conferencia de prensa. Me sorprendió y me entristeció”.

Saman estaba casado y no tenía hijos, según Saeree.

La BBC también habló con el teniente Chalong Panpong, exentrenador de Saman.

“Cuando recibí la llamada telefónica, quedé en shock“, dijo. “Él era un atleta muy fuerte, increíble”.

“Fue mi alumno. Asistió a una escuela de capacitación para suboficiales durante dos años y se unió a la escuela de la Marina después de graduarse. Ahí lo conocí”, contó el teniente.

“Luego aprendió a bucear. Después de esto trabajó para las fuerzas especiales de la Marina durante un tiempo, antes de renunciar para trabajar en el aeropuerto con varios amigos”.

“Era de Isan (en el noreste de Tailandia, una región pobre). Quería mucho a sus amigos y cuidaba de todo el mundo. Era muy fuerte y le gustaba practicar deportes altamente demandantes, como triatlón. Estaba llego de energía”, dijo Panpong.

El teniente agregó que Saman ganó varias competiciones deportivas.

Saman trabajaba como guardia de seguridad en el aeropuerto.

El sitio web de Aeropuertos de Tailandia dijo que era uno de sus 15 empleados asignados a una unidad de asistencia en rescates (normalmente formada por exmiembros de las fuerzas de seguridad con habilidades especiales).

 

 

Fuente:BBCMundo