En la eterna lucha del «Big Three» por los principales torneos del circuito ATP, cada uno de los tres tenistas parece tener una predisposición especial por un Grand Slam diferente. En Roland Garros, Rafael Nadal es el máximo ganador indiscutido, con 12 títulos. Roger Federer se consagró campeón 8 veces en Wimbledon. Y Novak Djokovic tiene una afinidad particular con el Abierto de Australia​, donde este jueves alcanzó su octava final, tras vencer en tres sets al suizo por 7-6 (7-1), 6-4 y 6-3.

Cada vez que el serbio accedió a la última instancia de este certamen, se quedó con el trofeo. Siete finales, siete títulos. ¿Se viene el octavo el domingo, cuando juegue contra Alexander Zverev o Dominic Thiem?

El romance entre Djokovic y el Abierto de Australia comenzó en 2008. Con sólo 20 años, Nole avanzó hasta la final sin ceder ningún set y derrotando al defensor del título, Federer, en semifinales. Luego de imponerse ante el francés Jo-Wilfried Tsonga por 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6 (7-2), festejó su primer Grand Slam y se convirtió en el único tenista serbio en ganar un torneo de ese calibre. 

Tras aquella victoria, debió esperar tres años para poder reafirmar su talento en el Melbourne Park. Sin embargo, cuando lo consiguió, encadenó una seguidilla de tres campeonatos al hilo.

En 2011, año en que alcanzó por primera vez el número uno del ranking ATP, eliminó a Roger en las semifinales y, en la última instancia, le ganó al británico Andy Murray​ en la final en sets corridos (6-4, 6-2 y 6-3).

En 2012, el rival fue Nadal, a quien había vencido en las seis finales en las que lo había enfrentado. Después de 5 horas y 53 minutos, Djokovic se quedó con la final más larga en la historia de los Grand Slams, con un resultado de 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5-7) y 7-5.

En la edición siguiente, Murray fue nuevamente el último obstáculo que separaba a Nole del título. Tras perder el primer tie break por 7-6 (7-2), el serbio se recuperó y ganó los sets finales por 7-6 (7-3), 6-3 y 6-2. De esa manera, se convirtió en el primer tenista en obtener el Abierto de Australia por tercera vez consecutiva.

Luego de ser eliminado en 2014 ante Stan Wawrinka en los cuartos de final, el serbio alcanzó la gloria máxima en 2015 y en 2016. En ambos casos, se enfrentó en la final ante Murray, su víctima favorita. En el primer enfrentamiento, se impuso por 7-6 (7-5), 6-7 (4-7), 6-3 y 6-0, mientras que en el segundo lo hizo en sets corridos: 6-1, 7-5 y 7-6 (7-3).

El 2017 fue un año para el olvido en la carrera de Djokovic. En el Abierto de Australia, se despidió en la segunda ronda frente al uzbeco Denis Istomin, en ese momento 117 del mundo, por un marcador de 7-6 (12-10), 5-7, 2-6, 7-6 (7-5) y 6-4. En el Masters 1000 de Miami, se retiró debido a una lesión en el codo derecho, que «representó un punto de inflexión importante» en su vida. Y el 26 de julio puso punto final a su temporada, para recuperarse eficientemente de su dolencia. De esa manera, terminó el año sin ningún título de Grand Slam y fuera del top 10 tras 11 años.

Recién en 2019 ratificó su poderío en el Melbourne Park, al vencer en la final a Nadal por un cómodo 6-3, 6-2 y 6-3. Con siete trofeos, Nole se erigió como el máximo ganador del Grand Slam australiano, superando a Roy Emerson y a Federer, ambos con seis.

Este jueves, Djokovic y Su Majestad se enfrentaron en una cancha por por 50ª vez. El serbio se impuso y accedió a su octava final del Abierto de Australia, donde buscará extender su invicto.

Cuando de hegemonía en un Grand Slam se trata, Nadal rompe todos los récords en el polvo de ladrillo de Roland Garros. El español se quedó con las 12 finales que disputó en el Abierto francés, con cuatro victorias ante Roger, dos ante Thiem y Nole y una ante el argentino Mariano Puerta, el sueco Robin Soderling, el suizo Stanislas Wawrinka y su compatriota David Ferrer​.

Por su parte, Federer es el tenista que más veces obtuvo Wimbledon, donde consiguió ocho de las 12 finales que alcanzó. Su víctima preferida fue el estadounidense Andy Roddick, a quien venció en tres oportunidades. Los triunfos restantes fueron ante Nadal, en dos ocasiones, el australiano Mark Philippoussis, Murray y el croata Marin Cilic.  

Fuente: www.clarín.com