El Gobierno volverá a licitar este martes y miércoles Letes en dólares y en pesos capitalizables, con la intención de disminuir el stock de Lebacs. Se licitarán nuevas Letras del Tesoro en dólares a 196 días (con vencimiento el 29 de marzo de 2019), a un precio máximo de USD 963,77 por cada 1.000 nominales, lo que equivale a una tasa nominal anual de 7%. En la última subasta de Letes en dólares del 22 de agosto, el retorno había sido de 5,25%.

Si bien los analistas financieros lo destacan como un instrumento interesante para los ahorristas que quieren dolarizarse, también advierten sobre que el cierre del programa financiero depende sensiblemente de la renovación de estas letras.

Las Letes vence dentro del plazo en el cual el FMI garantiza los pagos. Hay un desembolso, así que no va a pasar absolutamente nada, salvo una catástrofe mayúscula. Se compra a descuento, dan USD 100 al vencimiento, pero se compra a USD 94 o USD 95, no paga interés si no que tiene un interés implícito”, explicó Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders.

“Pero es importante el ‘rolleo’, la refinanciación que todos esos vencimiento tienen. Es decir, qué porcentaje de la refinanciación de esos vencimientos van a terminar consolidando los privados. Hay presentaciones desde el Gobierno frente a la comunidad financiera que hace un supuesto la renovación del ‘rolleo’ que es importantísmo”, agregó.

También se licitará una nueva Letra en pesos a 105 días (vencimiento el 28 de diciembre de este año), la cual será capitalizable mensualmente a una tasa de 4%, y se reabrirá la Lete en pesos que originalmente se había emitido el pasado 17 de agosto de 2018 y que vence el 29 de marzo de 2019. Esta Lete capitalizará a una tasa mensual de 2,85%. El monto a licitar de ambas Letes en pesos, será de acuerdo a las ofertas ingresadas al momento de la suscripción.

“Hay dos riesgos. Uno de crédito, que lo minimizo totalmente. Y el otro es que las tasas de interés suban. Están desde 7% para las Letes cortitas hasta 11% para los bonos largos. ¿Qué pasa si los emergentes se caen o si hay problemas con el tipo de cambio? Las tasas de interés pueden llegar a subir y el riesgo puede empezar a subir y podes quedarte con un papel que no tiene liquidez y que tiene una tasa interés atrasada”, precisó Neffa.

Con todo, ya comienzan a aparecer temores entre los analistas sobre una posible nueva bola de Letes, similar a lo que ocurrió con las Lebac. “Desde el punto de vista del Tesoro es preocupante la bola de nieve de Letes en dólares, para un Gobierno que usó Letes en dólares para financiar gasto corriente en pesos, aumentando la exposición del sector público a una devaluación”, aclaró Federico Furiase, economista y director de EcoGo.

“Hoy el cierre del programa financiero depende sensiblemente de la renovación de Letes y cómo en las últimas licitaciones se viene renovando menos y parte de la renovación se suscribe con pesos, después el Tesoro tiene que comprarle dólares al Banco Central para pagar al diferencia, tirando de la cuerda de las reservas y presionando eventualmente en el tipo de cambio dado el desplome de la demanda de pesos”, agregó.

Para el inversor que tiene que optar entre Lebacs o Letes en dólares, Furiase advierte que tomando la tasa nominal anual de la Lebac en mercado secundario —que vence el 21 de noviembre—, el dólar break even, de equilibrio, entre esa tasa a ese plazo y una Lete en dólares al 7% a plazo similar se ubica en $40,42 al 21 de noviembre. “Para el inversor que espera un dólar más alto le conviene estar en Lete en dólares al 7%; en cambio, para el inversor que espera un dólar más bajo al 21 de noviembre le conviene estar en Lebacs en pesos al 48,92”, detalló.

Fuente:www.infobae.com