El empresario detenido Lázaro Báez será indagado hoy en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras publicas que recibió para Santa Cruz durante el kirchnerismo. Es la antesala de la indagatoria, dentro de una semana de la ex presidenta Cristina Kirchner, a ocho días de asumir como vicepresidenta de la Nación.

La indagatoria de Baez será una de las últimas de los 13 acusados que tiene el caso y se realizará con la expectativa de si el empresario declarará o no. Su defensa no respondió cuando el Tribunal Oral Federal 2 preguntó si iba a hacerlo para con eso organizar el cronograma de indagatorias.

Este es el segundo juicio que afronta Báez y en el primero -por presunto lavado de dinero- optó por no declarar al inicio del proceso, sino en su etapa final después de escuchar a todos los testigos. Eso ocurrió la semana pasada cuando el empresario dijo: “Nunca fui testaferro de Néstor Kirchner ni de su familia. Soy una víctima de la campaña atroz por parte de los poderes reales. Jamás diría algo falaz para perjudicar a la ex presidenta”.

La defensa de Baez pidió que el empresario cumpla con su indagatoria desde la cárcel federal de Ezeiza, donde esta detenido desde abril del 2016, a través del sistema de videconferencia. Pero el tribunal rechazó el planteo, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Andres Basso y Jorge Gorini señalaron que no hay ningún motivo que justifique la indagatoria desde la prisión. A quien sí autorizaron a cumplir con la indagatoria desde la cárcel fue al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.

“De Vido alegó un problema de salud y adelantó que no iba a declarar. Con eso no se justificaba hacer un traslado para un trámite de pocos minutos”, explicó una fuente judicial. Y agregó: “No sabemos si Báez va a declarar o no y a contestar preguntas de las partes. Si lo va a hacer con una videconferencia perdes la inmediatez del cara a cara y después de la tecnología”.

Así, Báez tendrá que estar hoy en los tribunales de Comodoro Py. Junto con la del empresario está prevista la indagatoria de del ex funcionario de Vialidad José Raúl Santibáñez. Su defensa ya le adelantó al tribunal que no va a declarar, lo que no implica que pueda cambiar de opinión y hacerlo. La audiencia comenzará a las 9:30 horas.

Si en la audiencia de hoy finalizan las indagatorias de Báez y Santibáñez, el lunes que viene será el turno de Cristina Kirchner. Es la última indagatoria y será a ocho días de asumir como vicepresidenta, el próximo 10 de diciembre.

La defensa de la ex mandataria, a cargo de Carlos Beraldi, no le informó oficialmente al tribunal si Cristina Kirchner va a declarar o no. Pero fuentes judiciales dijeron que extraoficialmente la defensa adelantó que sí lo hará.

Este es el primer juicio que afronta Cristina kirchner. Está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita que desde el estado le asignó de manera presuntamente irregular 52 obras públicas para Santa Cruz a las empresas de Báez, muchas con sobreprecios o que no se completaron.

Junto con Cristina Kirchner, Báez y De Vido están acusados el ex secretario de Obras Públicas Jóse López y ex funcionarios de Vialidad de la Nación y de Santa Cruz.

Después de las indagatoria comenzará la etapa de declaración de los testigos. Están previstos 159, muchos de ellos ex funcionarios del gobierno de Cristina Kirrchner. Uno es el presidente electo, Alberto Fernàndez.

La vicepresidenta electa tiene otros cuatro casos en etapa de juicio oral: Dolar futuro, la firma del memorándum de entendimiento con Irán, Hotesur-Los Sauces y los cuadernos de la corrupción. Ninguno tiene fecha de inicio.

Fuente: www.infobae.com