Se trató de una reunión cerrada; los datos estaban en una base construida por los norteamericanos con las confesiones de la empresa brasileña

Una comisión de jueces y fiscales argentinos accedieron en Estados Unidos a nombres de personas relacionadas con el pago de sobornos que realizó la empresa Odebrecht para acceder a contratos de obras públicas en Buenos Aires.

Así lo revelaron fuentes al tanto de lo que ocurrió en una reunión cerrada entre los funcionarios judiciales argentinos y autoridades del Departamento de Justicia de Estados Unidos. No trascendieron los nombres de las personas que se mencionaron.

Los funcionarios argentinos que esta mañana se reunieron en Washington con las autoridades norteamericanas son los jueces federales Sebastián Ramos, Marcelo Martínez de Giorgi, Sebastián Casanello y Daniel Rafecas y los fiscales Sergio Rodríguez y Franco Picardi. También participó Ignacio Irigaray, alto funcionario de la Oficina Anticorrupción

Ninguno de los presentes quiso revelar el contenido del encuentro cuando LA NACION los consultó. Sólo dijeron que rige una estricta confidencialidad impuesta por los norteamericanos para que fluya la colaboración.

No obstante, fuentes al tanto de lo conversado explicaron que los argentinos accedieron a datos de una base construida por los norteamericanos con las confesiones de Odebrecht y los documentos que aportó la constructora brasileña en el marco del acuerdo por el cual se le permitió seguir haciendo negocios a cambio de pagar una multa de 3500 millones de dólares.

Ahora los argentinos podrán enviar exhortos a Washington para pedir oficialmente la información que oriente sus investigaciones para procesar a los que pagaron coimas en la Argentina.

Ramos fue autorizado como instructor del sumario caratulado “De Vido, Miguel Julio y otros” por cohecho, Rafecas por el expediente “Cameron, Daniel y otros” sobre incumplimiento de los deberes de funcionario público y defraudación al Estado; Casanello por “Ben, Carlos sobre Asociación ilícita” y De Giorgi por la causa “Vázquez, Manuel y otros s/malversación de caudales públicos”.

La división norteamericana visitada es la encargada de perseguir las violaciones a la Foreign Corrupt Practices Act (FCPA, o Acta de Prácticas Corruptas cometidas en el Extranjero, en castellano). Esa norma es la que penaliza el pago de sobornos fuera de Estados Unidos de empresas radicadas en ese país, como Odebrecht. El jefe de la Unidad de FCPA es Daniel Kahn.

Los magistrados habían pedido permiso para participar en la reunión de trabajo a realizarse en Washington entre jueces y fiscales de la Argentina y Estados Unidos “con el objeto de intercambiar información con relación la causas en trámite” sobre corrupción y sobornos vinculadas a la multinacional Odebrecht.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail