La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) anunciaron un experimento que llamó la atención de más de uno. La oferta es tentadora, porque ofrece como premio la suma de 19 mil dólares. Y el trabajo parecería sencillo: consiste en pasar dos meses recostado en una cama.

La iniciativa surgió porque ambos organismos quieren estudiar los cambios que sufre el cuerpo de un astronauta en el espacio. Es que ese contexto de falta de gravedad se podría comparar con pasar todo el día acostado.

Los organizadores seleccionarán solo a 24 voluntarios, que deberán cumplir con la única tarea de no levantarse de la cama por 60 días. El lugar físico de trabajo será en el Centro Aeroespacial Alemán.

«¡Únete al estudio de reposo en cama ahora! Para una vida mejor», publicitaron en la página oficial del programa. «En nombre de la Nasa y la ESA, el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) está investigando cómo cambia el cuerpo en la ingravidez. Aquí en la Tierra, el reposo en cama simula esta condición. Estamos buscando personas que tomen parte en un estudio de reposo en cama de septiembre a diciembre de 2019 en Colonia y pasen 60 días recostados», detallaron.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Los seleccionados pasarán los primeros 15 días en un proceso de aclimatación y luego estarán dos meses en reposo absoluto, sin poder levantarse para nada.

Los expertos aclararon que la cama estará ligeramente inclinada para que las piernas queden más altas que la cabeza y así mejorar la circulación. A su vez, cada tanto, los voluntarios serán llevados a una máquina centrífuga para que la sangre regrese a los pies al simular los efectos de gravedad.

Aunque no hay muchos requisitos para anotarse, los interesados sí deberán cumplir con algunas especificaciones, como no ser fumadores y medir entre 1,53 y 1,90.

 

 

Fuente: TNmundo