Federico Zamarbide siempre se caracterizó por tener un discurso constructivo. Pocas veces se lo escuchó hacer mención al gobierno anterior. Por lo general, sus palabras están teñidas de propuestas enfocando la mirada siempre hacia el futuro. No obstante, en la recta final, donde no hay espacio para tibios, optó por matizar.

En frases cortas fue equilibrando. Por un lado, relatando las conquistas de su partido y los próximos objetivos a cumplir, y por el otro castigando al gobierno anterior.

Es que, para mostrar, la norma indica que hay que comparar. Evidentemente que en la comparación aparecen los garrotazos.

“Paco Pérez se fue debiendo sueldos, y dejando un sistema donde sobraban los funcionarios públicos”, arrojó, y enseguida acopló “cuando Cornejo llegó al gobierno, lo primero que hizo fue reducir la cantidad de puestos políticos. En total fueron 200 sueldos menos”.

Zamarbide, tercero en la lista de precandidatos a diputados nacionales por el Frente Cambia Mendoza, remarcó que el actual gobernador supo en pocos meses acomodar las cuentas públicas cuidando cada peso como si fuera suyo, “colocándose la camiseta de la austeridad”.

“La gente de San Rafael sabe perfectamente lo que hizo nuestro gobierno. Gracias a Cornejo nuestro departamento tiene más de 20 móviles nuevos, un tomógrafo de última generación, un helicóptero exclusivo para nuestra zona, ambulancias, motos sanitarias, etc. Hoy tenemos un gobierno trasparente y eficaz”, expresó con firmeza.  

Silvio Barroso