La abogada que representa a los hijos del matrimonio asesinado brutalmente en el barrio El Nihuil tuvo una concisa pero contundente exposición para referirse a la actitud de los cuatro acusados que finalmente recibieron prisión preventiva por parte del juez de Garantías Gabriel Ravagnani.

Claudia Fajardo, de ella se trata, no solamente apuntó los cañones al día específico del crimen, sino que fue enlazando las conductas de los sujetos a la vida cotidiana de la zona, indicando que eran individuos que no dejaban vivir en paz al vecindario.

“Pajón y su banda hacían de las suyas en el barrio”, subrayó la abogada con tono firme y mirando a los ojos a los cuatro acusados.

La profesional hace referencia a Cristian Pajón, oriundo del lugar, y uno de los acusados del crimen, junto a Ricardo Peñalbé, Carlos Ávila y Fernando Olivares.

Los dichos de Fajardo fueron apuntalados por la propia fiscal, que tomó como referencia  testimonios de vecinos del barrio que se referían a los imputados como personajes que salían a “rateriar” por esas calles.

La profesional no dudó en señalar a dichos individuos como personas que le hacían mucho mal al barrio El Nihuil. En esa línea remarcó que “Pajón y sus secuaces eran temidos en la zona”.

Coronó su relató al indicar que “ahora se hacen los buenos y dicen que se acuestan a las once de la noche a dormir y ni siquiera usan celular”.