La modelo estuvo en ‘PH, Podemos hablar’, y no le escapó a ningún tema.

Carolina Pampita Ardohain (40) fue la gran invitada a PH Podemos Hablar, el programa de Andy Kusnetzof por la pantalla de Telefe que compite directamente con Mirtha Legrand.

La modelo fue para promocionar Pampita Online, el programa que arrancó el año pasado en la señal KZO y hoy se estrena en Telefe a las 19hs.

La visita de Pampita no defraudó y por primera vez PH fue lo más visto del sábado por la noche con 9 puntos de rating. Quedó como el programa más visto del día y le ganó a Mirtha ( 7,3 puntos).

Hubo dos momentos que se destacaron del paso de Pampita por el show. El primero tiene que ver con su famosa pelea con Isabel Macedo en Punta del Este en 2010, y el segundo con algo más íntimo, el momento de mayor felicidad en su vida.

Pero empecemos por Punta del Este. Kusnetzof preguntó si alguno de los invitados (también estaban Fede Bal, Amalia Granata, Roberto Navarro, el intendente de 3 de Febrero Diego Valenzuela y Enrique Macaya Márquez) se “agarraron a las piñas o de los pelos”. Entre risas, Pampita dio unos pasos y sin mencionar el nombre de Macedo, dejó entrever el escandaloso episodio: “Dejémoslo en el mito. Nunca se aclaró, pero bueno acá estoy en el círculo, para que vean”, afirmó con una sonrisa.

“¿Ligó más de lo que ligaste vos?”, repreguntó el conductor, sobre el conflicto que se desató en el verano de 2010 en una discoteca de Punta del Este durante una fiesta organizada por Shakira. “Habría que preguntarle a las otras personas, yo prefiero no hablar del tema”, contestó Pampita para cerrar el tema.

En otro momento del programa, Kusnetzof le preguntó a la modelo qué instante de su vida le gustaría volver a vivir. Y, entre lágrimas, Pampita contó que tiene muchos momentos así muy intensos, muy felices. “Voy a encontrar alguno más simple para no exponerme tanto. Hay cosas que me guardo”, señaló con la voz entrecortada. “Me acuerdo de ir manejando en un auto con Beltrán, mi tercer hijo de dos semanas. Iba a que lo vea el doctor porque a los 15 días hay que llevarlo para que le hagan controles de rutina. Iba manejando, escuchando música, los dos más grandes en el cole (en referencia a Blanca y Bautista), estaba el tercero y me acuerdo que se me empezaron a salir las lágrimas y dije ‘no puedo pedir más'”, rememoró, llorando.

Y agregó: “Fue un momento que toqué el cielo con las manos y lo reconocí. Me salieron las lágrimas, me emocioné e iba manejando, una cosa súper simple. Iba escuchando música, pero no tenía que ver con una canción, tenía que ver con quién era yo como persona. Había llegado este tercer hijo, estaba perfecto, sanito. Tenía un montón de gente que me amaba alrededor y lo profesional, en ese momento, ni se me ocurría. Sentí que no podía pedir más, que lo tenía todo. Y sí, lo tenía todo en ese momento”, finalizó, mientras Andy Kusnetzoff la abrazaba.

Aunque sin mencionarla, Pampita recordó a su hija Blanca Vicuña, quien falleció en septiembre de 2012, tres meses después del nacimiento de Beltrán.

 

Fuente: www.infobae.com

www.ciudadadosur.com.ar