El mediocampista argentino Alejandro Papu Gómez aseguró que no tuvo mala intención en la jugada que terminó con el recrudecimiento de la lesión de Lucas Biglia. “Nunca tuve intención de hacerle mal”, dijo.

El jugador del Atalanta golpeó con su rodilla la espalda de Biglia, quien ayer reaparecía en el Milan tras sufrir el pasado 22 de abril la fractura de dos vértebras, también por la acción de un rival. El efecto de la acción fue tal que el jugador surgido en Argentinos Juniors debió ser reemplazado y vuelve a ponerse en duda su presencia entre los 23 de la Selección que viajarán al Mundial de Rusia pese a los esfuerzos que había hecho para lograr una recuperación récord.

“No voy por la cancha mirando a quién tengo delante. Salté con la rodilla y lo choqué a Lucas. Esto es fútbol, fue un foul, nada más; lamentablemente le tocó a Biglia que estaba de espalda. Ni siquiera amarilla me sacaron. Estoy muy apenado por la situación, lo siento mucho por Lucas porque nunca tuve intención alguna de hacerle mal”, aseguró Papu en declaraciones al diario La Nación.

Biglia será sometido a estudios para determinar cuál es el grado de la lesión y determinar los pasos a seguir a un mes del inicio del Mundial.

 

Fuente: www.infobae.com