El Jefe de Gabinete dijo “perdimos un escalón de confianza y credibilidad”. Pero aseguró que el Gobierno tiene las herramientas y el diagnóstico y que se superará la crisis. A las 10 el Presidente habla con Trump. EE.UU. es decisivo en el FMI. 

El Gobierno apuntará a una conversación telefónica y a la convocatoria de entidades empresarias para intentar transmitir confianza, dar una señal a los mercados y bajar la incertidumbre que provocó la corrida cambiaria y el comienzo de la negociación con el FMI. Mauricio Macri tendrá una charla con Donald Trump esta mañana, de acuerdo con lo previsto en las gestiones iniciadas el viernes por la Casa Rosada. Un rato más tarde el primer grupo de ejecutivos asistirá al ministerio de Finanzas, en la primera de una serie de reuniones programadas durante la semana.

Marcos Peña buscó anoche transmitir confianza, aunque en algunas frases reconoció cierta preocupación: “Perdimos un escalón de confianza y credibilidad, para el mundo, los inversores y también los argentinos”. En una entrevista con el programa La Cornisa, por América, el jefe de Gabinete aseguró: “Es un momento difícil, sí. Es el momento más difícil, no. El Gobierno tiene las herramientas y el diagnóstico, estamos seguros de que vamos a salir. Si todos tenemos responsabilidad, esto tiene solución y estamos encaminados para eso”.

La comunicación con Trump, de influencia decisiva en el FMI, buscará funcionar como otro paso para mostrar apoyo internacional al camino elegido por el Gobierno para intentar controlar el sacudón financiero. El presidente estadounidense ya había expresado respaldo en un comunicado, aunque Macri apeló a su relación personal para exhibir un gesto mayor. “Estados Unidos apoya el programa de reforma económica del presidente Mauricio Macri de Argentina, que está orientado al mercado, centrado en el crecimiento y ha mejorado el futuro de Argentina”, expresó Trump la semana pasada. El Presidente habló con el español Mariano Rajoy y también recibió mensajes de apoyo de Michel Temer de Brasil y Sebastián Piñera de Chile, entre otros.

Las rondas con empresarios seguirán esta semana, ya organizadas con entidades. Francisco Cabrera (Producción) y Luis Caputo (Finanzas) recibirán este mediodía a la cúpula del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), integrada por Javier Goñi (Ledesma), Gastón Remy (Vista Oil & Gas), Gabriel Martino (HSBC), Sergio Kaufman (Accenture) y Juan Vaquer (Du Pont). La idea de los principales ejecutivos es brindar un apoyo explícito al Gobierno, en línea con el “desafío cultural” que plantea Macri y la necesidad de enderezar el rumbo luego de décadas de retrocesos. Uno de los conductores recordó los datos presentados en el discurso de apertura de la entidad, que marcaba las cinco monedas, los 50 ministros de Economía, las tres grandes crisis económicas de 1975, 1989 y 2001, los “trece ceros perdidos” por inflación desde 1964 y el crecimiento de 2,2% promedio contra el 2,9% de la economía global y porcentajes superiores de los países de la región.

La Asociación Empresaria Argentina (AEA), compuesta por Jaime Campos (ya estuvo en Olivos el viernes), Luis Pagani (Arcor), Paolo Rocca (Techint), Héctor Magnetto (Grupo Clarín), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Carlos Miguens (Grupo Miguens), Aldo Roggio (Grupo Roggio), José Cartellone (Cartellone Construcciones Civiles) y entre otros Enrique Pescarmona (IMPSA), tendrá su cita mañana. “El Gobierno no tiene plan económico”, cuestionó Pagani en una entrevista que hizo con Perfil antes de anunciarse el acuerdo con el FMI y publicada este fin de semana. La próxima convocatoria será el jueves al Foro de Convergencia Empresaria. Y Macri también buscará recibir a otra tanda de gobernadores, luego de que la semana anterior siete pasaran por la Casa Rosada.

“Nuestro exceso de entusiasmo nos puede haber llevado a cometer errores, pero en ningún caso se ha subestimado al argentino con mentirle”, fue otra de las frases de Peña, aunque aseguró que no se trata del momento más complejo para el Gobierno: “Por lejos fue mucho más difícil cuando asumimos. Hoy hay dificultades y desafíos, entendemos la angustia y el miedo que genera esta situación. Lo más importante es que estamos convencidos de que hemos desarrollado un programa económico que nos previene de las crisis del pasado”.

 

Fuente: www.clarin.com

www.ciudadanosur.com.ar