El titular del Primer Juzgado de Garantías, Dr. Pablo Peñasco, mantuvo la misma postura que la fiscal y la querella al considerar que Julieta Silva es responsable intencional de la muerte  de Genaro Fortunato. No obstante, finalizada la audiencia reconoció ante la prensa que eso es “por ahora”, ya que “recién llevamos 20 días hábiles de investigación y por lo tanto hay mucha prueba pendiente”.

El magistrado no dudó, tal como lo hizo en su exposición antes de dar un dictamen, que  hay elementos para considerar que la joven mujer es autora de homicidio doblemente calificado y que, de acuerdo a la escala penal respecto de una posible condena, hay riesgo de fuga, por tal motivo consideró que era mejor la prisión preventiva.

De todas formas, más allá de la actual decisión, Peñasco fue claro cuando recalcó que “todo se trata de una probabilidad” en relación al delito que se le imputa, dado que a medida que se vaya incorporando prueba todo puede modificarse.

Incluso, reconoció que aunque son fuertes los indicios que llevan a pensar que Silva actuó con conocimiento del mal que podía provocar, todavía “no se conoce el origen de la discusión que desencadenó todo”.

“Sabemos que existió una pelea entre ellos, que tuvieron una discusión muy fuerte e intensa que en definitiva fue como comenzó todo, pero la verdad es que no conocemos los motivos de la misma. Ojalá que podamos saberlo”, relató.

Silvio Barroso