El Dr. Pablo Peñasco, juez que lleva adelante la investigación de la “tragedia de la Cuesta”, recibió finalmente el informe de la Policía Científica que, entre otras cosas, pudo determinar que los frenos del colectivo funcionaban bien.

Desde la Oficina de Prensa del Poder Judicial señalaron que en el escenario donde ocurrió el lamentable siniestro se pudo comprobar distintas marcas de frenado de los neumáticos de la unidad que quedaron marcadas en la ruta. Obviamente, sellos que pertenecen al ómnibus siniestrado y no a otros vehículos.  

En el mismo informe se aclara que el sistema de frenos fue accionado y que el mismo respondió, lo cual derrumba la teoría de que el chofer (fallecido) no pudo detener la marcha del colectivo porque se quedó sin frenos.

Por otra parte, se continúa trabajando con peritos de la Científica y también de Vialidad Nacional para obtener la pericia técnica del accidente.

Un elemento fundamental es el tacómetro del rodado, teniendo en cuenta que por ahora no se sabe la velocidad a la que circulaba. En tal sentido, ese informe también será clave, dado que permitirá sacar algunas conclusiones respecto de las maniobras que llevó adelante el conductor, en una ruta tan complicada para manejar.

Silvio Barroso