Un hombre, de 40 años de edad, que viajaba en un Volkswagen Gol Trend desde General Alvear hacia la ciudad de Mendoza, por ruta 143, vivió una situación para el olvido cuando sujetos desconocidos que circulaban en dos vehículos intentaron asaltarlo en el camino.

Todo comenzó cuando esta persona pasó por la estación de servicio de Villa Atuel. Allí observó que a orillas de la ruta habían dos autos estacionados, uno de ellos con las balizas prendidas.

Hizo un par de kilómetros y uno de esos autos, de color bordó, lo pasó en la ruta y se le puso adelante como para cortarle el paso. Pasaron unos segundos y apareció en escena el otro coche, de color blanco, que se le colocó atrás tocándole bocina e incluso llego hasta chocarlo en la parte trasera.

Era evidente que buscaban que se parara. Sin embargo, lejos de detener la marcha, siguió como pudo hasta llegar a Salto de las Rosas. Minutos antes había logrado comunicarse con el 911 para dar aviso de lo que le estaba pasando.

En la estación de servicio de ese paraje de Cañada Seca le salió al encuentro un móvil policial para auxiliarlo. Por otro lado, otras movilidades salieron en busca de los vehículos sospechosos, pero no pudieron dar con ellos.

Luego trascendió que el hombre llevaba una importante suma de dinero, por negocios particulares, hacia la capital provincial.

La causa se instruye como robo en grado de tentativa y quedó bajo la órbita de la Unidad Fiscal de la Comisaría 42° de Cañada Seca.