Nació en lo que hoy es uno de los países más pobres del planeta: Sudán del Sur. Su infancia transcurrió en un campo de refugiados en Kenia. Y su vida recomenzó de cero en Australia. Hoy es la cara de la nueva campaña de Chanel para la precolección otoño-invierno 2018/2019, lanzada este viernes. La protagonista de esta historia es la modelo refugiada sursudanesa Adut Akech, que se convierte en una de las nuevas representantes de la “maison” tras haber abierto y cerrado sus dos últimos desfiles.

Akech fue a principios de este mes la segunda modelo negra que vistió un vestido de novia en la pasarela de la firma, diseño emblemático que suele cerrar las presentaciones de Costura, y también abrió el “show” Crucero, en mayo de este año.

La “top model”, que debutó en Saint Laurent en septiembre de 2016 y desfiló en exclusiva para la firma durante dos temporadas antes de alcanzar mayor fama, aparece en la publicidad de Chanel, fotografiada por el diseñador Karl Lagerfeld, con un vestido negro marcado bajo el pecho con cinturón y logo de la casa.

Nacida en 1999 en lo que ahora es Sudán del Sur (independiente de Sudán desde 2001), pasó su infancia en el campo de refugiados de Kakuma, en Kenia, y con seis años se trasladó junto a su familia a Australia, donde llegaron con lo puesto.

Akech, implicada en la lucha contra las armas de fuego, reivindicó su condición de refugiada cuando un programa de televisión recibió críticas en Australia por retratarla como tal.

“Soy una refugiada, es lo que soy y no me avergüenzo ni me enfado por ello. Sí, soy una ciudadana australiana y soy una sursudanesa australiana, pero sigo siendo una refugiada”, dijo en una entrevista en el diario británico “The Guardian” en 2017.

En esa entrevista, el diario británico la presentó como “un triunfo”. La “refugiada australiana que se apodera del mundo de la moda”, escribió la periodista Alexandra Spring.

“Para una joven de 17 años, Akech es una verdadera y experimentada viajera. No recuerda Sudán o el campamento de refugiados, pero recuerda que la familia se estableció en Nairobi antes de ser transferida a Australia. Quería desesperadamente asistir a la escuela local, pero era demasiado caro para su madre soltera”, relata el Guardian.

“Hubo momentos en que iba caminando a la escuela de mi primo para almorzar allí y yo estaba en la puerta de la entrada, mirando a todos los niños que jugaban en el patio de recreo y me entristecía. Ojalá fuera yo “, le contó al diario.

La familia se fue de Kenia con nada más que unas pocas prendas, y fue un momento emocionante pero angustiante para Akech de seis años. Tenía curiosidad sobre con quién se encontraría. “De vuelta en Kenia, era raro ver gente blanca, y yo estaba como, ‘¿Cómo será estar en este país (Australia)?’ Había oído que había mucha gente blanca y no estábamos acostumbrados a ver gente blanca así que esa era una de las cosas que siempre tenía en mente “.

Tras el desfile de julio, la modelo mandó un mensaje en su cuenta de Instagram animando a sus seguidores a mantenerse en pie ante la adversidad.

“Poco importa de dónde vengan o a dónde vayan. No pierdan la pasión ni la perseverancia y, sobre todo, no abandonen nunca porque acabarán consiguiendo su sueño”, escribió.

En las nuevas imágenes de Chanel, Lagerfeld la seleccionó para representar una línea que encarna “la sobriedad y la elegancia atemporal” y celebrar la “elegancia y modernidad” de la firma. La colección llegará a las tiendas a finales de este mes.

 

 

Fuente:www.clarín.com