En un allanamiento realizado en horas de la mañana del día de ayer, personal de la Unidad Investigativa de San Rafael secuestró una Chevrolet S10 que había sido sustraída en Mendoza capital.

Eran las 9 de la mañana cuando los efectivos irrumpieron en un domicilio de la calle Álvarez Condarco de nuestra ciudad, lugar donde encontraron la camioneta que había sido robada el pasado 14 de marzo.

Como dato para subrayar es que al rodado le habían sacado el motor. 

Fuentes oficiales señalaron que la causa lleva como título de carátula “hurto agravado” y “encubrimiento”.