La última temporada fue fatal para los agricultores de San Rafael.

El granizo y las heladas provocaron graves daños en sus fincas dejando a la mayoría sin cosecha y a muchos cerca de abandonar sus tierras.

Por estos días deben comenzar los trabajos de poda, la fertilización y preparación de los campos para el ciclo que se viene, pero el dinero escasea.

Desde el Concejo Deliberante se elevó un pedido al Ministerio de Infraestructura y Energía de Mendoza para que destine un subsidio a los productores que están en situación de emergencia.

La propuesta de los concejales Darío Barandalla y Cristina Da Dalt, apunta a que se asignen 5.000 pesos por hectárea para que los trabajadores de la tierra hagan el mantenimiento y preparación de sus plantaciones.

El beneficio será para quienes hayan sido declarados en emergencia agropecuaria (Ley 4.304), con afecciones mayores al 50% en sus propiedades.

El límite máximo será de 10 hectáreas por productor y el objetivo es que cobren antes del 31 de agosto.

Este pedido se complementa con otra solicitud que se hizo días atrás en la Cámara de Senadores de la Provincia, que tiene como fin apoyar al sector rural del sur mendocino, seriamente dañado por las heladas y el granizo.

“El objetivo es que se otorguen recursos a nuestros productores, para que realicen labores culturales en sus cultivos, como la poda”, aseguraron ambos concejales.

Si se asigna el subsidio, los agricultores podrán comprar, además, fertilizantes, insumos, o contratar trabajadores y maquinarias.

“Son muchas las personas que sufrieron inclemencias climáticas y en San Rafael tenemos la mayor cantidad de perjudicados”, concluyeron diciendo Barandalla y Da Dalt.

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail