Mediante un proyecto presentado en la legislatura provincial, que lleva la firma del senador Samuel Barcudi, se intenta declarar la emergencia en pediatría, considerando el bajo número de esta especialidad en general, pero particularmente dentro del sector público. “Sucede que hay pocos pediatras en Mendoza, algo que finalmente está repercutiendo en los hospitales públicos, donde cuesta cubrir todas las guardias”, remarcó el legislador sanrafaelino.

La idea es que por medio de la ley, primero se reconozca que hay un problema para luego habilitar los mecanismos que le den una solución inmediata al tema.

Según el justicialista, que también es un hombre que viene del mundo de la medicina, en Mendoza el número de pediatras no alcanza para cubrir la demanda de la población, presentándose un grave problema en el sector público.

“Es un tema que hay que resolverlo ahora, porque se trata de algo urgente. Primero que nada porque son pocos los pediatras en toda la provincia, y de ese total una gran parte prefiere trabajar en lo privado porque es más rentable”, explicó, para luego anexar que “a eso hay que sumarle que no se trata de una especialidad muy elegida, dado que no es sencillo dar diagnostico cuando se trata de niños, además de que hay otro tipo de especialidades que son más buscadas porque dan mayor rédito económico”.

Como solución al conflicto, Barcudi propone que a los pediatras que trabajen en los hospitales o centros de salud públicos de toda la provincia se les pague un 25 por ciento más de sueldo respecto del resto de las especialidades.

También señaló que se debería salir a buscar a otras provincias y tentarlos para que vengan a vivir a Mendoza. “Para eso, tenemos que ofrecerles buen sueldo y además buscar la manera de darles vivienda para que se vengan con toda la familia”, explicó.

El justicialista expresó que la queja número uno cuando recorre los distritos o lugares alejados de los centros urbanos, lo primero que reclama la gente es la falta de pediatras en los centros de salud.

Silvio Barroso