La Corte Suprema de Justicia ordenó que la Nación y las provincias de Mendoza y La Pampa tienen 90 días para llegar a una solución en el conflicto por el caudal del río Atuel.

Durante ese tiempo deberán indicar el porcentaje de los costos de las obras que cada jurisdicción afrontará.

En el acuerdo celebrado en el día de ayer, los supremos dejaron en claro que en el caso de que las partes no lleguen a un acuerdo deberán informar en forma detallada las razones.

La resolución que fue firmada por el presidente de la Corte Ricardo Lorenzetti y los ministros Elena Higthon, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rossati y Carlos Rosenkratz.

Vale recordar que la provincia vecina reclama el cese de un “supuesto” daño ambiental. En ese sentido, no son pocas las veces que las autoridades pampeanas han señalado que Mendoza hace uso abusivo del río.

En tanto que desde el Ejecutivo mendocino remarcan que nuestra provincia siempre se mantuvo en negociaciones de buena fe, y que quiere lo mejor para ambos territorios.