En mayo, por menores liquidaciones de exportaciones, viajes al exterior y pagos con tarjetas y por intereses de la deuda, se profundizó el déficit de las cuentas externas. El resultado fue negativo en US$ 2.299 millones, frente a US$ 961 millones de un año atrás. Es un aumento del rojo del 139,2%, según el Balance Cambiario del Banco Central.

Con estos números, en los cinco primeros meses, el déficit de la cuenta corriente externa asciende a US$ 8.401 millones, sobresaliendo mayo con el mayor valor deficitario en lo que va del año.

“Al realizar la comparación del resultado de la cuenta corriente con respecto al mismo período del año previo, se observó que el mayor déficit encontró su explicación en los menores ingresos netos de la cuenta “Bienes”, y en los mayores pagos netos de intereses”, dice el informe del BCRA.

El Informe aclara que en mayo los cobros de exportaciones de bienes mostraron un descenso en especial porque el sector “oleaginosas y cereales” registró ingresos por exportaciones un 21% por debajo del mismo mes de 2017, en especial del complejo sojero, atribuible a la sequía. En tanto, los pagos de importaciones tuvieron un descenso del 16%.

“De esta manera, con una caída en los pagos de importaciones mayor a la caída en los cobros de exportaciones, dicho sector redujo su déficit comercial, totalizando US$ 539 millones. El déficit acumulado hasta mayo de 2018 alcanzó US$ 3.122 millones, nivel 6% inferior al déficit acumulado en el período análogo del año previo (US$ 3.321 millones)”, señala el Informe.

Por su parte aumentó el déficit de la cuenta de Servicios. “Las operaciones registradas en concepto de servicios mostraron un aumento de US$ 208 millones en su salida neta respecto a mayo del año anterior, para totalizar egresos netos por US$ 969 millones. El resultado de esta cuenta tuvo su principal explicación en los egresos netos por “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” por US$ 862 millones, seguido por “Fletes y Seguros” por US$ 83 millones y por “Otros servicios” por US$ 105 millones.

Estos movimientos fueron compensados parcialmente por ingresos netos por “Servicios empresariales, profesionales y técnicos” por US$ 81 millones”.

No menor fue el pago de dólares por intereses. La salida neta fue de US$ 1.802 millones en mayo, total que se dividió en pagos netos de “Intereses” por US$ 1.478 millones, y de “Utilidades y Dividendos y otras rentas” por US$ 324 millones. Los movimientos por intereses estuvieron explicados básicamente por los pagos netos de servicios de títulos públicos por parte de “Sector Público y BCRA” (entre los que se destacaron el BONAR 2024 y el BONAR 2018, que sumaron US$ 1.013 millones), total que representó el 94% de los pagos netos del período”.

En parte ese mayor déficit fue financiado con deuda pública, explicado básicamente por los ingresos de préstamos de organismos internacionales y otros bilaterales por US$ 2.600 millones, por la liquidación de préstamos financieros y títulos de deuda y otras pesificaciones por US$ 2.050 millones, por los ingresos de moneda extranjera del Tesoro Nacional por la ampliación de títulos nominados en pesos por US$ 2.575 millones y por la emisión de LETES denominadas en dólares por US$ 630 millones.

Este mayor endeudamiento –aclara el BCRA -fue parcialmente compensado por los egresos de fondos destinados a la cancelación de préstamos de organismos internaciones y otros bilaterales por US$ 2.000 millones (dentro de los cuales, se destaca el Club de París por unos US$ 1.650 millones), al pago de LETES denominadas en dólares por US$ 1.650 millones y los aportes a organismos internacionales por US$ 100 millones.

 

Fuente: www.clarin.com