El hospital público de nuestro departamento fue protagonista de un hecho trascendental, es que por primera vez en todo el sur mendocino se realizó una donación de plaquetas.

La jefa del Servicio de Hemoterapia, Alejandra Galeto, explicó que este procedimiento se denomina “plaquetoferesis”, añadiendo luego que “en una donación común de sangre también se separan plaquetas, pero en este caso es de un solo donante que equivale a 6 o a 12 unidades de plaquetas, lo que quiere decir que de una sola persona se obtiene lo que se puede extraer de 12 donantes en un procedimiento común”.

Es importante resaltar que este tipo de procedimientos solamente se realizaban en la capital de la provincia y que ahora es posible hacerlo en nuestra ciudad gracias a que la empresa Fresenius cedió en comodato la máquina par hacerlo.

El sistema utilizado es de centrifugación y flujo continuo. La sangre se extrae por un brazo, la máquina filtra las plaquetas y por el otro brazo le devuelve al donante el resto de sangre y el plasma. Por este método puede donar cada 48 horas o 72 horas para el mismo paciente.

“La mayoría de los pacientes requieren en cada transfusión de plaquetas, de 6 a 10 unidades. Con el procedimiento común se necesitan 6 o 10 donantes para transfundirse una sola vez, y además queda expuesto al trasplante de un material biológico de 6 o 10 personas distintas, pero con este procedimiento, ahorramos cantidad de donantes y se expone al material biológico de una sola persona”, anexó Galeto.

Para ser donante de plaquetas, los voluntarios pueden acercarse de lunes a jueves, de 07.30 a 09.30, en el Servicio de Hemoterapia. Las condiciones físicas son las mismas que para un donante, pero si tiene plaquetas “bajas” no puede serlo.