Ante el llamado de vecinos que alertaban de una fuerte pelea entre una pareja de jovencitos, en la esquina de Los Andes y San Juan de Real del Padre, efectivos policiales llegaron al lugar a controlar la situación.

Al arribar, los uniformados encontraron al masculino totalmente descontrolado, y no fue sencillo calmarlo.

Cuando quisieron sujetarlo, el muchacho, de 26 años, emprendió a golpes de puños y patadas contra los policías, incluso a uno de ellos lo mordió salvajemente en ambos brazos provocándoles importantes lesiones.

El joven era un torbellino de violencia, a tal punto que también causó destrozos en el patrullero.

Luego de un par de minutos de lucha, los efectivos lograron dominar al violento y conducirlo a la Comisaría 26° donde se le inició una causa por lesiones, resistencia a la autoridad y daño agravado.