El Juzgado de Garantías de General Alvear ordenó, en el día de ayer, la prisión preventiva para Hugo Acuña, el policía que a mediados del mes pasado terminó con la vida de su esposa luego de dispararle con su arma reglamentaria.

Por pedido de la fiscal Silvia Agüero el uniformado seguirá privado de la libertad, pero con la modalidad de domiciliaria, hasta el día del juicio y sin dudas que no tiene un futuro fácil considerando que está imputado por homicidio doblemente agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego.

El hecho de sangre, ocurrido el domingo 15 de abril en horas del mediodía, tuvo como escenario la casa que ambos compartían en Agustín Álvarez y Paso de los Andes del vecino departamento.

La víctima, identificada como Lorena Segura, perdió la vida de forma instantánea. Tenía 30 años y era profesora de Comunicación Social.