Cornejo largó el título en el Almuerzo de las Fuerzas Vivas el día lunes, y su ministro de Hacienda desarrolló la idea ayer frente a las comisiones de Hacienda de ambas Cámaras Legislativas.

La exposición se dio en el marco de la presentación del proyecto de ley de Avalúo e Impositiva para el ejercicio fiscal del próximo año.

El gobernador adelantó que se buscará por todos los medios generar medidas tendientes a competir con el llamado “efecto Chile”. Esto significa que se darán ciertos beneficios impositivos a sectores determinados para que los mismos trasladen esas mejoras a los clientes.

El titular de Hacienda, Lisandro Nieri, les explicó a los legisladores que el gran objetivo es disminuir la presión fiscal, subrayando que así como este año hubo una rebaja en Ingresos Brutos para actividades como la agroindustria, el turismo y los servicios profesionales relacionados con la construcción, para el año que viene se busca los mismo con actividades como la vestimenta por ejemplo, de manera tal que ese beneficio al empresario se mude en definitiva al bolsillo de la gente y ya no sea un imán el país trasandino para comprar ropa.

A eso hay que acoplarle que para el alquiler de locales comerciales no se pagará ‘Sellos’ en los contratos de hasta 24 mil pesos mensuales. Por lo tanto, hay un alivio en tal sentido para los que arranquen con un nuevo emprendimiento o cambien de local.

En el mismo camino que la vestimenta, también se busca potenciar la construcción, debido a que rubros como cemento, ladrillos y ferretería también serán beneficiados.

Otra actividad que será favorecida, según explicó Nieri, es la de repuestos y accesorios para vehículos. 

Silvio Barroso