La situación de Jeanette de las Mercedes Retamal (58) cambió luego de que el fiscal de la causa, Dr. Javier Giaroli, recibiera nuevas pruebas.

El informe de un perito especializado en incendios llegó a manos del representante del Ministerio Público Fiscal. Fue a partir de ese estudio que decidió cambiar la imputación de la mujer que se hace llamar pastora.

Ahora, la pirómana del barrio Cristiano deberá enfrentar cargos por “incendio en grado de tentativa”. Ocurre que en una primera instancia fue acusada solamente de “daños”.

De acuerdo a lo que señaló Giaroli, Retamal tuvo toda la intención de causar incendios, por lo tanto no se trata de un delito contra la propiedad, sino contra la seguridad pública.

En consecuencia se ordenó su detención domiciliaria y se le colocó una pulsera electrónica. De esta forma el personal penitenciario podrá controlar que no se mueva de la casa donde se fijó residencia, lugar alejado del barrio donde accionó.