Ciudadanos que anoche concurrieron a la guardia del hospital Español de nuestra ciudad no quedaron satisfechos por la atención.

De acuerdo a lo que plantearon a nuestro medio, vivenciaron momentos para el olvido, considerando que la demora cruzó los límites de lo normal.

Un vecino que llevó a las 23 horas a su pequeño manifestó que esperó más de 15 minutos para ser atendido por una recepcionista que le expresó que antes fue imposible anotarlo porque estaban en cambio de guardia. Luego de ser registrado, le dijeron que debía esperar porque el pediatra no estaba en ese momento en el lugar.

En tanto que una mamá que también había llevado a su niña al médico, señaló que llevaba más de media hora esperando que la atendieran.

Pero no solamente el sector de pediatría recibió quejas, ya que una señora que había concurrido con su papá descompuesto, indicó ofuscada que hacía más de una hora que esperaba atención de un profesional.

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv