Ese remate postrero de Alexis Castro, que se clavó en el corazón del arco de Argentinos Juniors, cambió el panorama de la Superliga. Defensa y Justicia se subió a la cima del torneo y Racing perdió una exclusividad de cinco meses. Entonces, el último tramo del torneo tiene otro color. Y un gran suspenso. Porque la Academia y el Halcón se enfrentarán en la 25ª fecha en lo que podría ser una auténtica final. Y aunque no hay que descartar la ilusión del tricampeonato que tiene Boca o la sorpresa que podría dar Atlético Tucumán, ambos con un partido pendiente a jugarse el miércoles 20 y por ahora a diez de la cima, las probabilidades matemáticas sostienen la teoría de que uno de los dos punteros será el campeón.

El mazazo que recibió Racing en el Monumental, que derivó en el desplante de Ricardo Centurión a Eduardo Coudet, dejó al equipo herido. El club intentó desactivar rápidamente el conflicto. Apartó al jugador y se enfocó en el partido de la Copa Sudamericana que mañana tendrá que afrontar ante Corinthians en San Pablo. Un buen resultado es necesario para templar el ánimo. Defensa y Justicia jugó la semana pasada, justamente, en Brasil y cayó 1 a 0 ante Botafogo. Ambos tendrán revancha en casa. Y en esta etapa decisiva del certamen doméstico, resolver su suerte durante la primera ronda de local es un plus en el que no se sacarán ventajas.

Las siete estaciones camino a la gloria proponen duros obstáculos para los dos. Hay una pequeña luz a favor de la Academia: tiene cuatro partidos en el Cilindro, el último ante el asombroso equipo de Florencio Varela. Y una estadística contundente: en el año calendario, de febrero a febrero, jugó 20 partidos en su estadio, ganó 15, empató 3 y perdió 2, con un 80% de efectividad.

Sus adversarios en Mozart y Corbatta serán Godoy Cruz, Estudiantes, Belgrano y Defensa y Justicia. De visitante tendrá una parada muy brava: el clásico de Avellaneda. Otro partido grande, esos que tanto le cuestan a Coudet. Tendrá que mostrar credenciales ante Independiente. Después, deberá viajar a Santa Fe para jugar con Colón y visitar a Tigre, que a esa altura podría estar descendido.

Defensa y Justicia tiene tres cruces en el Norberto Tomaghello, donde lleva 15 partidos sin perder (11 victorias, 4 empates; la última caída fue el 4 de abril de 2018, 3 a 1 con River). El más duro escollo será Boca, que no se baja de la pelea. Luego, recibirá a Banfield y Unión. Además de jugar contra Racing, como visitante tendrá a Gimnasia, Aldosivi y Patronato.

¿Cuánto puede influir que un equipo se presente antes o después que el otro? Este fin de semana, el Halcón jugará ante Gimnasia el sábado, 48 horas previo al duelo entre la Academia y Godoy Cruz. Pero las cuatro fechas siguientes, saldrá a la cancha con los resultados de Racing, como sucedió en la última jornada. El manejo de la presión será clave.

Boca y Atlético Tucumán definirán al tercero en discordia.Un ganador el miércoles próximo recortará la distancia con los líderes. Al gigante azul y oro le quedan por delante, además del Decano, Lanús (local), Defensa y Justicia, Unión (ambos de visitante), San Lorenzo (en la Bombonera), San Martín (en Tucumán), Banfield (también a orillas del Riachuelo) y Aldosivi (en Mar del Plata). El Decano, en tanto, visitará a Unión, Boca, Banfield, Vélez y Huracán y recibirá a Argentinos, River y Aldosivi.

De todos modos, el título parece algo entre dos. Y hasta podría haber un desempate. La Superliga tiene un final atrapante entre sus manos.

 

Fuente: www.clarín.com