Luego de más de 10 meses de parate, el ex River participó de un encuentro con la Sub 23 del Everton.

Pareció una eternidad, pero ya volvió a las canchas. Luego de más de diez meses, Ramiro Funes Mori se puso los botines y jugó un tiempo en un partido con el Everton: lo hizo como una de las cuatro posibles excepciones que se permiten en la competencia de la sub 23, en un duelo ante el Arsenal.

El ex River debió ser operado en dos oportunidades por una rotura de meniscos que sufrió en un partido de Eliminatorias ante Boliva, en Marzo de 2017, por lo que entre otras cosas se perdió los duelos decisivos de la Selección argentina para clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Su desafío a partir de ahora será consolidar esta recuperación y lentamente empezar a sumar minutos con el equipo profesional para poder pelear un puesto en la lista de Jorge Sampaoli.
En enero de este año, el entrenador del conjunto nacional se reunió con el central y le contó sus planes para la Copa del Mundo. Si la recuperación sigue con su curso sin problemas, todo indica que Funes Mori será uno de los 23 que defenderá los colores argentinos.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar