La ciudad de Kiev, en Ucrania, quedó conmocionada por el caso de una nena que estuvo nueve días encerrada con los cuerpos de sus padres. Gracias a un llamado de los vecinos, que se alarmaron por el fuerte olor que salía del departamento, la policía logró entrar a la vivienda y rescatar a la chica, que estaba en muy mal estado de salud.

Según reconstruyó el medio The Sun, Alexandra, de apenas dos años, convivió al menos una semana con los restos de sus padres. Los médicos confirmaron que la menor estaba deshidratada y desnutrida. Pero después de asistirla, aclararon que estaba fuera de peligro.

Sus padres fueron vistos por última vez el 2 de mayo. Ese día los vecinos escucharon que la pareja había tenido una acalorada discusión en su departamento, ubicado en un séptimo piso.

Cuando los oficiales entraron al domicilio, se encontraron con una casa completamente desordenada y sucia. En el piso, hallaron varias jeringas y estupefacientes, por lo que sospechan que ambos padres murieron de una sobredosis.

Aunque todavía tienen que esperar los resultados de la autopsia, los forenses aclararon que ninguno de los dos tenía signos de violencia. Así que la hipótesis de un posible homicidio quedó descartada.

 

Fuente: Tnmundo