Fue en el barrio de Caballito. No había nadie en el domicilio del presidente de la AFA cuando ocurrió el asalto.

Fue un jueves infernal para el Chiqui Tapia. Durante el empate entre Argentina y Perú que pone en peligro la clasificación de la Selección al Mundial de Rusia 2018, un grupo de ladrones entró a robar a la casa del presidente de la AFA en el barrio porteño de Caballito.

El asalto fue durante el partido, cuando la casa del dirigente de la calle Valle entre Doblas y Senillosa estaba vacía. De acuerdo a lo que informaron fuentes policiales a TN.com.ar los ladrones entraron una ventana, revisaron todas las habitaciones, se llevaron 20 mil pesos y ropa.

Los agentes confirmaron que la esposa de Tapia, Paola Moyano fue la que llamó al 911 para denunciar el robo cuando regresó con su familia a su casa y vio la puerta abierta.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar