Ayer, poco después del mediodía, el sacerdote de la iglesia Virgen del Carmen de Cuyo de Jaime Prats denunció que autores ignorados entraron a la parroquia y del interior se llevaron dos parlantes, una potencia y un receptor de micrófono.

El edificio religioso está ubicado en la esquina de Sarmiento y Güemes y, de acuerdo a lo que dijo el cura, durante el día permanece abierto apara los fieles.

Según informó la Policía, uno de los parlantes fue encontrado en el interior de una acequia en la ruta 200.

La causa se instruye como “hurto” y quedó en manos de la Unidad Fiscal de la Comisaría 26°. Por el momento, no hay detenidos.