Hoy, poco después de la medianoche, personal policial fue alertado sobre un ilícito ocurrido en una panadería ubicada en la primera cuadra de calle Larrea.

Al lugar llegaron los uniformados acompañados del dueño del comercio quienes constataron que sujetos ignorados se llevaron una cortadora de fiambre, dos balanzas y dinero en efectivo.

De acuerdo a la investigación, los delincuentes escalaron el techo para bajar a un patio interno y de ahí a violentar una de las puertas del local.

La causa se instruye como robo agravado en la Unidad Fiscal de la Comisaría Octava y por ahora no hay detenidos.