Un sujeto, de 57 años de edad, que cumplía prisión domiciliaria por violencia de género, rompió todas las reglas impuestas y fue a la casa de su ex a quien la atacó con un arma blanca.

Todo comenzó poco después de las 12 de la noche cuando el individuo rompió la pulsera electrónica que tenía colocada y se dirigió a la vivienda de su ex mujer, en Aristóbulo del Valle al 900, y luego de rociar con combustible la puerta la prendió fuego.

Ante semejante situación, donde la desesperación fue parte de la escena, la ex mujer salió afuera y el sujeto aprovechó para atacarla con un cuchillo. En el interior de la casa también estaba su hija con el novio, quienes salieron a la vereda y al igual que la señora recibieron el embate del hombre.

Al lugar llegó personal policial, la ambulancia y también los bomberos.

Luego de un dilatado forcejeo, los efectivos lograron reducir al violento, que como resultado de la lucha cuerpo a cuerpo, también resultó lastimado.

Todos los heridos fueron a parar al hospital Schestakow, en tanto que el personal del Cuerpo de Bomberos logró controlar las llamas que solamente afectaron la puerta de entrada.

Luego de ser atendido en el nosocomio local, el sujeto fue trasladado a la Comisaría Octava, donde quiso ahorcarse con el pantalón. Esta situación fue advertida por el personal de guardia, quienes lograron truncar la acción.

En horas de la mañana de hoy declaró ante la Fiscal de Violencia de Género, Dra. Paula Arana y en las próximas horas será enviado directamente a la cárcel.

Silvio Barroso