Un hecho inexplicable sufrieron tres argentinos tras el partido contra Islandia en Moscú. Este grupo de amigos, hinchas de Defensores de Belgrano, nunca imaginó que un ruso se caería por la ventana de un sexto piso sobre sus cabezas. Afortunadamente para los fanas argentinos, una rama de un árbol amortiguó la caída del hombre.

El hecho ocurrió el sábado pasado, alrededor de las 22 en el patio de un edificio en el noroeste de Moscú. Según pudo saber TN.com.ar de fuentes del Consulado argentino en Moscú, sólo uno de los tres argentinos permanece internado en estos momentos por una fractura en su pierna y será dado de alta en las próximas horas. “En estos momentos estamos yendo a verlo para presentar los papeles antes de que le den el alta”, afirmaron desde la sede diplomática. El otro argentino fue dado de alta el mismo sábado y el tercero resultó ileso.

El ciudadano argentino internado, de 42 años, contaba con seguro médico y ahora sólo debe esperar los trámites pertinentes para recibir el alta. “Pidió volver a la Argentina y la empresa del seguro se hace cargo de la diferencia por el cambio del pasaje”, confirmaron desde el consulado que facilitó un intérprete para faciliar la comunicación entre el paciente y el hospital.

Según los medios de Moscú, varios testigos vieron a este ciudadano ruso deambulando desnudo por la ventana antes de caer, maldiciendo y haciendo gestos hacia todos los que se encontraban en el patio interno del edificio. Las primeras investigaciones de la policía moscovita indican que el hombre se encontraba solo en ese departamento, que había mucha basura y una computadora con varias pestañas abiertas con distintas redes sociales. Toda la mesa estaba cubierta por distintos tipos de medicinas.

El hombre ruso murió por la caída desde el sexto piso horas más tarde en un hospital y todavía no se pudo establecer su identidad.

 

 

Fuente:TNMundo