La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial –a través del Plan Provincial de Manejo del Fuego– solicita a la población reforzar al máximo las medidas preventivas en el encendido de fogatas.

El Plan Provincial de Manejo del Fuego, dependiente de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, cada año informa sobre los altos porcentajes de incendios ocasionados por comportamientos negligentes al encender el fuego por parte de algunas personas que recorren los espacios naturales de la provincia.

El clima seco y los vientos habituales de la región o de las zonas montañosas favorece la generación y propagación de llamas que se originan de pequeñas brasas que se creían apagadas. Por eso se hace imprescindible que la ciudadanía conozca y practique hábitos seguros cuando visita campos o espacios naturales.

Se encomienda evitar encendido de fogatas en espacios naturales que carecen de presencia de controles y sólo hacer fogatas en áreas previstas para ello procurando hacerlas lejos de flora nativa que pudiera resultar afectada.

De haberse efectuado la fogata, el procedimiento aconsejado es apagar bien las brasas con agua y no confiar nunca en que tirarles arena o tierra garantiza su apagado. Se recomienda llevar siempre un bidón a las salidas al campo en las que no hay disponibilidad de agua cerca. Apagar las brasas con tierra no es efectivo, ya mantienen el calor y se puede reavivar el fuego con una simple brisa. Lo más adecuado es fijarse bien antes de irse del lugar de que las brasas hayan quedado frías.

Los brigadistas manifiestan que cada temporada ocurren numerosos siniestros por el  descontrol de las llamas que podrían ser evitados. Por eso piden a la población tomar en cuenta estos recaudos y avisar cuando se vean fogatas en descampados o espacios naturales: llamar al 911 o registrar denuncias a través de www.ambiente.mendoza.gov.ar/consulta/.

Hoy la provincia cuenta con la protección del Servicio Provincial de Manejo del Fuego, integrado por un grupo de cerca de 40 brigadistas y está equipado con 5 vehículos todo terreno.

Además de su accionar en casos de siniestros, el equipo de brigadistas periódicamente realiza labores preventivas a través de charlas educativas, tanto para público en general como para otros organismos vinculados, como bomberos o policía.