El “Programa Provincial de Búsqueda Universal de Origen y Biológica”, recibió el visto bueno de la Cámara de Diputados de Mendoza y de esta forma alcanzó la sanción definitiva.

Se trata de la iniciativa de la sanrafaelina María José Sanz que tiene como destino brindar asistencia y contención a todas las víctimas de sustitución o pérdida de identidad, independientemente de las circunstancias o fecha de nacimiento del individuo.

La ley, que cuenta con un abordaje integral y complejo del tema, establece la obligatoriedad de otorgar asesoramiento jurídico y legal en forma gratuita a todas las víctimas de sustitución de identidad.

También obliga al Estado a brindar el acceso a toda la información relacionada con la propia identidad biológica, que conste en los diversos registros de organismos públicos y privados, por medios administrativos o judiciales.

Es muy importante este paso, teniendo en cuenta que se calcula que en Mendoza hay más de 100 mil ciudadanos que buscan su identidad biológica.

La gran mayoría son personas que fueron apropiadas ilegalmente, algunas de ellas en clínicas que hoy no existen, y luego vendidas

La autora del proyecto remarcó que había médicos y parteras involucrados en esos robos de bebés que, por medio de un oscuro circuito de comercialización, los entregaban a personas que estaban interesadas en tener un hijo y no podían. “Incluso muchas familias venían desde otras provincia a buscar niños a Mendoza”.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv