Para estar protegidos contra esta enfermedad, los niños de 1 a 4 años deben tener una dosis de vacuna triple viral o doble viral, y dos dosis los niños mayores de 5 años, al igual que los adultos que nacieron después de 1965.

La vacunación contra el sarampión obligatoria y gratuita en todos los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos. Los profesionales de la salud recomiendan e indican que la colocación de todas las dosis es la medida más efectiva para evitar el Sarampión.

El Calendario Nacional de Vacunación incluye 2 dosis de triple viral a los 12 meses y a los 5 años de edad. De 12 meses a 4 años inclusive, deben acreditar una dosis de vacuna Triple Viral (sarampión-rubéola-paperas).

Mayores de 5 años, incluidos los adultos, deben acreditar dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión aplicada después del año de vida (monovalente, doble o triple viral) o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión.

Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

Personal de salud: Todas las personas que trabajan en el nivel asistencial -mesa de entradas, limpieza, seguridad, laboratorio, planta médica y de enfermería, etc.- deben acreditar dos dosis de vacuna contra el sarampión aplicada después del año de vida -monovalente, doble o triple viral- o contar con serología IgG positiva para sarampión.

Contraindicaciones

La vacuna no está indicada para:

Embarazadas.

Niños menores de 6 meses.

Personas con reacción alérgica grave (anafilaxia) a componentes de la vacuna.

Niños inmunocomprometidos.

Personas con inmunodeficiencia primaria.

Personas con infección por VIH con recuento de CD4 < 15%.

Personas con inmunosupresión por drogas.

Personas trasplantadas de órganos sólidos o precursores hematopoyéticos.

Personas con enfermedad oncológica.

Importante

El valor de la vacunación radica en que protege tanto a quienes reciben la vacuna como a toda la comunidad, lo que implica un beneficio para todos.

Ante la presencia de fiebre y erupción cutánea, consultar inmediatamente al médico. No concurras a lugares públicos hasta que el médico te autorice.

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv