La puerta de la Legislatura provincial fue el escenario de la protesta de los obreros de la fábrica La Colina, que buscan conservar los puestos de trabajo. La queja no es menor,  teniendo en cuenta que la última temporada, con menos de 30 días de producción, fue para el olvido.

Hasta ese lugar llegaron los empleados de la conocida conservera sanrafaelina en busca de los legisladores. Ocurre que querían entregarle a los distintos bloques un petitorio, acompañado de 12 mil firmas de ciudadanos de San Rafael, que tenía como objetivo hacer conocer la realidad de la empresa.

Los operarios mostraron su descontento porque no los dejaron pasar, incluso señalaron que no todos los legisladores salieron a la puerta. En ese marco, destacaron que los representantes del Frente Cambia Mendoza “no dieron la cara”.

Quien se expresó al respecto fue el senador , quien sin preámbulos manifestó: “Es una vergüenza lo que pasó. Los trabajadores vinieron desde San Rafael a conversar con los diferentes partidos políticos y la gente del Gobierno les dio la espalda”.

“Repudiamos la actitud el oficialismo que no escuchó, ni permitió el ingreso de los trabajadores. Son seres humanos que lo único que reclaman es conservar su fuente de trabajo”, exclamó el justicialista. 

Fuente: www.diariomendozasur.com

http://dialradio.tv